salsa bbq

La estrella en tu nevera: la salsa bbq

Publicada en Publicada en Cocina

Los distribuidores de alimentacion y salsa bbq Hunt´s últimamente tienen mucho más volumen de trabajo que los distribuidores de mostazas u otras salsas. Es lo que ha pasado con Veldis. El boom de comida americana ha conquistado restaurantes de toda Europa.

 

 ¿Cuales son los orígenes de esta tan conocida salsa?

Los primeros indígenas con los que tuvo contacto Colón en la isla La Española cocían la carne de una forma más lenta, utilizando madera verde para evitar la exposición directa de esta al fuego. Los españoles que conquistaron el sur de Estados Unidos adoptaron esta forma de cocinar agregando ingredientes como la pimienta.

En 1540 existe un testimonio recogido de un cerdo cocinado con la técnica de  la barbacoa para el explorador español Hernando de Soto por los índios de la tribu Chicksaw. Después de eso el método se popularizó entre las trece colonias británicas de la zona, por eso hay varios estados que se atribuyen su invención.

Se cuenta que la receta original de la salsa bbq es de cerdo y no de res, ya que la mayoría de granjeros de las trece colonias criaban puercos, eran más económicos. Algunos de ellos se liberaban para que buscasen su propia comida por lo cual sus músculos se endurecían y crecían. Por lo tanto era necesario un mayor tiempo de cocción para ablandarlos.

También se le atribuye el nombre a la “Barbe a queue” término francés que se refiere a “de la barba a la cola” ya que se hacían animales enteros.

La salsaBBQ original estaba hecha a base de pimienta y vinagre, a la que con el paso del tiempo se le fueron añadiendo ingredientes. La mostaza se la agregaron los inmigrantes de origen francés y alemán ya que en sus países la comían con mucha frecuencia. El ketchup, azúcar y la salsa de tomate fueron agregadas posteriormente en Tennessee. Kansas fue el sitio donde todas las diferentes recetas se mezclaron y convivieron.

 

Las salsas que nos gustan

Existen un montón de salsas más, la holandesa, la española, el mojo picón, la salsa tártara, el kétchup, la salsa brava, etc. Todas suelen ser derivadas de otras, todas han sido modificaciones de una salsa madre que con algún ingrediente extra han conseguido convertirse en una salsa nueva.

No nos olvidemos de la bechamel. La besamel es una salsa ligada con leche, mantequilla, harina, nuez moscada y sal, su elaboración no conlleva ninguna dificultad y es realmente deliciosa, su uso en la cocina es todo un mito ya que se usa para infinidad de recetas, para la lasaña, los canelones, las croquetas, los pasteles de carne y de verduras. Es una salsa ideal para aquellas personas que quieren espesar las cremas de verduras y para los intolerantes a la lactosa pueden probarla hecha con leche de soja, un sabor diferente muy bueno.

La vida de los amantes de la cocina y la comida no sería la misma si no existieran todas estas salsas, o ¿Te puedes imaginar una reunión familiar en la que se comerán unas buenas costillas a la brasa sin una buena salsa bbq? Es prácticamente impensable, es una de las salsa que ya sea comprada o hecha en casa no falta en la mayoría de los hogares.

Menos mal que los distribuidores de alimentacion se preocupan de traernos todas las salsas que tanto nos gustan, para que no nos quedemos nunca sin ellas. Compra tu salsa aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *