La historia del globo aerostatico

Publicada en Publicada en Ocio

Los globos aerostáticos son aeronaves no propulsadas que sirven para realizar viajes o incluso existen globos publicitarios, estas aeronaves se componen de una bolsa que encierra un gas más ligero que el aire. En su parte inferior puede ir una barquilla donde irán los pasajeros.

Como sabemos estos globos se dejan llevar por las corrientes de aire, aunque existen algunos donde podemos controlar su elevación.

Hablemos un poco sobre la historia de este tipo de transportes que nos aseguran experiencias únicas y ver los paisajes desde el aire.

En 1709, el sacerdote Bartolomeu de Gusmao que hizo la primera demostración de ascensión aérea en globo de aire caliente siendo presentada ante el rey Juan V de Portugal.

Los hermanos Montgolfier consiguieron en 1783 el primer modelo de globo que demostró tras muchos experimentos que el aire caliente permite elevar la aeronave al ser más liviano. Este globo fue puesto a prueba ante el público donde dicho vehículo estaba formado por tela y papel.

Un año después se realizó en Extremadura de Plasencia un vuelo de globo aerostático donde para el piloto fue un contratiempo al desplomarse la aeronave durante el ascenso. Después el italiano Vicente Lunardi consiguió en 1792 volar durante una hora desde los jardines del Retiro de Madrid hasta la villa de Daganzo, cerca de Alcalá de Henares.

En 1884 se creó el servicio militar de aerostación en el que empezaron a usar el globo aerostatico y dirigible para estudiar y realizar tareas de observación.

En la actualidad en Barcelona existe la sede del EuropeanBallon Festival que consiste en la  mayor concentración de globos aerostáticos en España que se celebra cada año desde 1997. En Igualada también existe Ultramagic que es el único fabricante de España y el segundo fabricante mundial de globos aerostáticos de aire caliente.

Como podéis observar la historia de estas aeronaves es extensa pero con mucho interés cultural, ahora en el siglo XXI la realización de estos globos son sobre todo para el mundo de la publicidad o para actividades de ocio.

En definitiva, si deseamos saber más de estos transportes lo mejor es conseguir montarnos en uno y vivir nosotros mismos la experiencia y disfrutar del viaje y con tranquilidad.

No olvides que no solo puedes usarlos para fines turísticos, sino también los globos publicitarios son una estrategia de marketing muy poco valorada pero que consigue mejores resultados que el típico folleto de papel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *