tudesguace.com

Desguace fisico o desguace online. Cual elegir

Publicada en Publicada en Motor

Muy a nuestro tenemos que adelantar que esta es una pregunta a la que nosotros no vamos a poder responder al menos de manera categórica. Y es que son tantos los aspectos que tenemos que tener en cuenta que al final tiene que ser el propio interesado el que decida si se decanta por una o por otra alternativa. De todos modos, para ayudar un poco a este análisis que cada persona tiene que hacer a nivel particular vamos a ver algunos detalles que nosotros creemos que son interesantes de ambas posibilidades.

En favor de los desguaces clásicos, es decir de los desguaces físicos, tenemos que decir que el hecho de que haya una persona que nos atienda de manera individual es toda una ventaja. Y es que de esa manera esa persona va a conocer cuáles son las necesidades que tenemos en ese momento concreto y va a tener elementos de juicio para ofrecernos la mejor alternativa. Además, gracias a estos desguaces físicos vamos a poder hacer uso de otros servicios adicionales que ofrecen como es la compra de nuestro vehículo para luego poder sacar piezas de él. De ahí que nosotros sí creemos que es una opción que si bien es cierto es una más, sí sigue siendo interesante a pesar de que muchas personas crean que en el siglo XXI este tipos de centros no tengan sentido.

En cuanto a los desguaces online, como pueda ser el caso de tudesguace también podemos enumerar algunas ventajas bastante atractivas para el usuario. La primera de ella es el precio de las piezas que nos van a poder vender. Unas piezas que tienen un precio algo inferior al del otro tipo de desguaces ya que los responsables de los desguaces virtuales no tienen que mantener ninguna clase de infraestructura física. A esto hay que unirle el hecho de que vamos a poder hacer nuestra compra a distancia lo que implica que vamos a poder recibir el repuesto que hayamos solicitado en la comodidad de nuestro domicilio sin ninguna clase de esfuerzo. Y todo ello con la ventaja de tener las mismas garantías que si hubiéramos acudido a un desguace convencional de los que ya hemos hablado.

Con todo esto lo que queremos decir es que son dos opciones válidas pero que dependerá de la pieza que necesites, del presupuesto que tengas y de si te manejas, o no, con todo lo que tiene que ver con internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *