alta bisuteria

¿Por qué triunfa la alta bisutería?

Publicada en Publicada en Moda

Las piezas de joyería y alta bisuteria hoy en día son capaces de acaparar las miradas en los escaparates y crear moda y estilismo. Pueden ser influencia de personajes tan distinguidos como la realeza o incluso por actrices y blogueras de moda.

Lustrosas gargantillas en motivos florales por Dolce&Gabanna, rígidos y aparatosos cuellos de Giorgio Armani, estrafalarios pendientes de Céline, etc. Todas las miradas se giran al ver semejantes complementos.

Todas estas piezas de bisutería son proclives a crear tendencia. Cada vez más se pueden ver con más frecuencia en los joyeros femeninos.

Toda esta moda de complementos grandes y estrafalarios provienen de un origen mucho más antiguo del que se piensa. Su origen data de los primeros habitantes que se adornaban con conchas, piedras o flores. Materiales que encontraban por la tierra.

Por otro lado, los egipcios también usaban cuentas de hierro para decorar sus cuellos.

Sin embargo, estos complementos no fueron aceptados hasta el siglo pasado. Pocos son los diseñadores que se atrevían a incorporar estos materiales dentro de sus pasarelas. Paul Poiret fue uno de ellos.

En 1913 incorporó en su colección réplicas de diseños de alta bisutería. Coco Chanel fue quien le descubrió. Se instalaron pequeños cristales en la joyería, ya que quería poner de moda la bisutería.

Para Coco Chanel lo más importante era la mujer que llevaba el accesorio. Esto supuso un claro punto de inflexión en la moda.

Kenneth JayLane, por su parte, se hizo famoso por comercializar bisutería tanto a personas de la élite neoyorquina como a las divas de Hollywood.

Se trataba de transformar la joyas personalizadas en bisutería. Hoy en día, personajes públicos como Sofía Vergara o Olivia Palermo las utilizan para destacar su estilo.

 

Apuesta por la calidad

A la hora de crear artículos de alta bisuteria, es necesario contar con materiales duros que no se rompan fácilmente. Al mismo tiempo deben ser maleables para que se adapten a la forma que deseamos.

Uno de los mejores materiales consiste en el “peltre”. Se trata de una aleación de estaño, cobre, antimonio y plomo al que después se aplica un baño de oro.

Como hemos dicho, el acabado y los trabajados diseños son determinantes a la hora de crear alta bisutería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *