Alquiler de pisos en Ibiza y disfruta de una isla paradisíaca

Publicada en Publicada en Inmobiliaria

La isla siempre ha estado rodeada de glamour, de fiestas, de vacaciones, locas, de trabajo de verano… pero de un tiempo a esta parte está metida en mucha controversia por el altísimo precio que ha alcanzado el alquiler de pisos en Ibiza. Son muchas las personas que sueñan con poder viajar a Ibiza y alquilar allí una vivienda para poder trabajar, o simplemente buscan un apartamento de veraneo para poder pasar las vacaciones en familia o con los amigos, es aquí donde está el problema, los dueños de los apartamentos conocedores de la gran demanda de pisos de alquiler vacacional, han inflado los precios de tal manera que es casi inviable poder alquilar nada y poder sobrevivir.

Es por esto que hay muchos trabajadores, pro pocas personas con piso. La gente a optado por compartir pero acaban pagando por una habitación alrededor de mil euros y eso no se puede soportar si eres mil eurista. Las inmobiliarias no pueden hacer mucho, la mayoría de los pisos están en alquiler de manera ilegal y los que lo hacen de manera legal o están alquilados para todo el año o son demasiado caros para que personas de a pie os alquilen. No hace mucho se conoció la noticia de que había un colectivo de médicos y policías que se veían obligados a dejar la isla por que no podían permitirse alquilar un piso allí.

Ibiza tiene en este momento una súper población de casi el triple, esto hace que no haya viviendas para todos. Los propietarios saben que alquilando el piso los cuatro o cinco meses que dura la temporada alta, van a conseguir mucho más dinero que si lo alquilan para todo el año, es por esto que solo lo alquilan por temporadas para sacar el máximo beneficio a su vivienda. Trabajar en Ibiza puede suponer un sueldo de entre mil a mil quinientos eros mensuales, el alquiler de pisos en Ibiza ronda entre los mil euros al mes, pueden ser ochocientos o pueden ser mil o mil doscientos, así no se puede pagar nada por lo que hay personas que o comparten para abaratar o acaban viviendo en un coche o en una furgoneta en la que colocan un colchón. Ibiza ya no es el paraíso de trabajo y fiesta para todos, ahora es el lugar en el que no se puede vivir porque no hay viviendas asequibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *