Buscar escuela de danza

Publicada en Publicada en Sin categoría

En la edad y en las expectativas pues, estarían centrados los puntos de partida para buscar una escuela de danza para cumplir con los sueños de alguien. También es fácil encontrar a adolescentes que hacen cambios de centro, por lo que podrían estar buscando un sitio como el que acabamos de mencionar.

 

Pero la actualidad hace que muchos niños y jóvenes se apasionen por el baile, así que tanto en escuelas de baile como de danza hay asignaturas que forman a futuros bailarines. Algunas de ellas son denominadas de autor, un profesional que además de su labor en activo o ya retirado, ha dedicado su experiencia a formar a los futuros bailarines. Este segmento es muy residual pero muy prestigioso a su vez, aunque todas las grandes ciudades europeas cuentan con centros privados en cuya dirección se encuentra un bailarín profesional.

 

Por otra parte, no son todas las grandes ciudades las que cuentan con escuela de baile que dan títulos oficiales, pero las hay porque en ellas se da formación contemporánea, artes escénicas, coreografía y todas aquellas materias que se registran como importantes para la formación académica de alumnos.

 

Otra diferencia entre los alumnos con proyección profesional y los que acuden como método lúdico de ocio y mantenimiento, es precisamente que los primeros buscan currículo y conocimientos que avalen su trayectoria y su futuro, mientras que los segundos tienen un listón de aspiraciones que no pasa por la proyección laboral. Nada más lejos, ya que desde una madre con niños pequeños, un directivo de banco o una abuela pueden coincidir en un momento dado en la misma clase de bachata. Esto es impensable para un alumno que estudia ballet.

 

Sin embargo, hay centros donde ambas expectativas conviven porque la escuela de danza lo organiza así. Pero el profesorado y clases están creadas para cada planteamiento, estando muy lejos el número de horas que invierte un alumno de danza clásica,de las escasas horas semanales que un usuario común que busca entretenimiento, le concede a su afición.

 

No digamos si la escuela de danza es la Escuela Nacional, el baluarte que consagra a los elegidos y en cuyo ballet ingresan los mejores por oposición. Flexibilidad, postura y equilibrio, las 3 exigencias del baile clásico, no le son exigidas nada más que a los alumnos que comenzaron desde pequeños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *