Arreglar el coche

Publicada en Publicada en Motor

Cuando compras un coche de segunda mano ya sabes que estas expuesto a mil y una averías, la verdad es que eso pasa con todos los vehículos y con todos los electrodomésticos, todo lo que sea susceptible de romperse, puede hacerlo antes o después. Una de las cosas buenas que tiene internet es que si se te rompe algo, puedes buscar información para la reparación de lo que se haya estropeado, así fue como conocí autingo cuando se me estropeo el coche, en este taller te hacen un presupuesto personalizado por lo que te da mucha confianza.

La verdad es que esperaba que el coche durar más, se ha estropeado justo a los tres años de comprarlo, lo adquirí de un particular que me aseguró que estaba en las mejores condiciones, y era cierto, con la inspección técnica pasada, los pagos al día y las revisiones anuales actualizadas, la verdad es que el coche no tiene ningún defecto en la carrocería y de  motor esta genial, si se ha estropeado será porque ya le tocaba, una avería seguro que sin importancia, pero que me deja como se dice en mi pueblo con el culo al aire ya que tendré que coger el autobús mientras esta en el taller o llamar a un taxi si la cosa se retrasa aunque espero tenerlo arreglado cuanto antes.

Buscar en internet estas cosas está muy bien, si necesitas un taller tienes como cien para elegir, si necesitas una pieza tienes como cien desguaces para elegir y así con miles de profesionales a los que poder recurrir en el caso de que te haga falta.

Los arreglos de los coches suelen ser una faena para el bolsillo, en mi caso es un despropósito, ya que acabo de pagar a los pintores que me han estado adecentando un poco el piso, ellos se han llevado todos mis ahorros por lo que no sé dónde voy a sacar el dinero para pagar la reparación.  Como todos hacemos en algún momento de la vida, recurriré a mis padres para que me socorran en este pequeño desbarajuste económico en el que me veo inmersa, les pediré el dinero necesario para la reparación y se lo devolveré en dos o tres veces, así no me supondrá un esfuerzo tan grande y podré hacer frente a otros gastos de todos los meses. Arreglar el coche es mi cometido ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *