Centros de transformacion en Madrid

Publicada en Publicada en Servicios

Los centros de transformacion forman parte de la red eléctrica dentro del sistema que da cobertura de electricidad a cualquier territorio.

 

La red de distribución eléctrica es un dispositivo de enormes dimensiones que recorre vastas extensiones de la geografía de un país. A través de la red llega a los núcleos de población la energía eléctrica que supone el abastecimiento para todas las actividades y consumo.

 

Dado que todo lo que conocemos a nuestro alrededor funciona mediante energía eléctrica, los usuarios somos incapaces de concebir las tareas ni la vida diaria sin este recurso, razón por la cual el suministro eléctrico es de vital importancia.

 

En este orden de prioridades aparece la figura de un centro de transformación, unas instalaciones de diferente configuración, construcción y apariencia, que se encargan de hacer una tarea tan importante como es convertir la energía en Alta Tensión que crean las centrales generadoras, en Media Y Baja Tensión que resulta de utilidad para el consumo de usuarios de todo tipo.

 

Los 30 kilovoltios que representa la Alta Tensión, al pasar por un centro de transformación a través de las líneas que la transportan, pasa a ser de entre 10, 15 o 20 kilovoltios. Y si es baja tension, se transforma en 400 voltios en corriente trifásica y 230 en monofásica.

 

Como cabe esperar, estos mecanismos funcionan por medio de los transformadores, que son los artífices del proceso de conversión necesario para el abastecimiento. Cada centro de transformación puede tener más de uno y a su vez cada transformador alimenta a un conjunto de líneas eléctricas. La limitación de potencias para cada centro es ilimitada.

 

Dichos transformadores trabajan utilizando celdas y un cuadro general de baja tensión. Cada tipo de celda está dispuesta para ejercer una función específica en la entrada y salida de las líneas, dándose así hasta 5 tipos de celdas según su tarea en el transformador.

 

Vemos centros de transformación en superficie y en distintas construcciones, incluyendo edificaciones de mayor o menor tamaño, pero según su ubicación, hay varios tipos.

 

Cuando se trata de un edificio de obra civil, todos los elementos de la instalación se alojan en el interior de un local o una edificación hecha a propósito. Pero podemos verlos formando parte de un edificio prefabricado, es decir, una construcción de hormigón con una envolvente metálica generalmente, y que contiene todo el dispositivo funcionando en su interior. Los hay monobloque y modulares, así como directamente montados desde fábrica y listos para ubicar en un lugar, pero también pueden ser montados en un destino o cambiar éste en función de las necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *