trabajos verticales

La importancia de los elementos de seguridad en los trabajos verticales

Publicada en Publicada en Negocios

Algunas reformas que implican el alza de sus operarios para la realización de ciertas actividades necesitan la instalación de andamios para poder acometer estas labores. No obstante, también existe la posibilidad de que éstos trabajadores se deslicen por la superficie a través de las técnicas de los trabajos verticales, mediante cinchas y correas, similares a las de escalada. No obstante, estas tareas conllevan ciertos riesgos, que se pueden minimizar gracias a las medidas de seguridad en cuanto a los elementos empleados.

Así pues, las cuerdas utilizadas deben ser dobles y con sujeción independiente cada una de ellas. Deben disponer de los mecanismos de ascenso y descenso oportunos, y del dispositivo contra caídas apropiado. En cuanto a los arneses, existen distintos tipos tales como el de anti caídas, de sujeción y retención, y de lazo de salvamento. Cada uno se emplea según el trabajo a realizar y para cumplir una función concreta.

Las anillas, por su parte, permiten la sujeción de ambos elementos y pueden ser de tipo ventral o esternal y cuentan con el cinturón correspondiente para liberar las manos de los trabajadores. De esta manera, el peligro inherente por la caída de estos materiales disminuye y se permite prestar más atención en la ejecución de las tareas. No obstante, para realizar la actividad propia de una rehabilitacion de fachadas, por ejemplo, es necesario contar con el personal cualificado para realizar tareas en altura, en ocasiones, a más de 50 metros.

Y es que según establece la ley, debe estar al tanto de las medidas de seguridad oportunas para la realización de actividades tales como restauración, limpieza o mantenimiento en edificaciones tan dispares como puentes o túneles u otros de difícil acceso. Es por ello que las comunidades contratan estos servicios a los profesionales relacionados. Y es que no todo el mundo puede llevar a cabo estas labores, porque supondría incurrir en riesgos muy peligrosos para todos los que pudieran estar cerca de la reforma.

En definitiva, los trabajos verticales surgen por la necesidad de profesionales que puedan acometer las tareas en edificios de difícil acceso sin la necesidad de recurrir a los costosos andamios. No obstante, las diferencias entre ambos tipos de actividades diarias son muchas, por lo que la regulación en cuanto a la seguridad para el desarrollo de estas tareas es de obligatorio cumplimiento. Por esta razón conviene contratar a una empresa especialista para llevar a cabo estos trabajos.

proliser

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *