viajes con encanto

Viajes con encanto: qué lugares visitar

Publicada en Publicada en Viajes

En España de territorio peninsular, desde la ruta de Cervantes Manchega, la más austera pero vasta y regada de buen vino y mejores manjares, el norte gallego, santanderino, asturiano y vasco no tienen desperdicio. Como la costa brava catalana y el pirineo, contraste mar y montaña eternos para tantos viajeros que aman el Mediterráneo. Son viajes con encanto aunque no lo diga el programa. Y se pueden planear en solitario o gracias a una agencia, como www.viajesnakara.com.

 

Las capitales europeas cumplen todas con el apelativo de tener encanto una a una casi sin excepción. Y de esta evidencia surgen sin problemas unos cuantos destinos seleccionados de entre una serie de rutas pintorescas o ciertamente singulares para conocer, basadas en algunas características especiales de esas ciudades.

 

Por ejemplo, Edimburgo y sus castillos, al igual la ruta de los castillos francesa o alemana, suelen incluirse en este tipo de viajes con un motivo concreto. Como lo es conocer Rumanía y la no menos curiosa Transilvania, los países de la costa Adriática o descender a Malta en pleno Mediterráneo para visitar, entre sus vestigios templarios, algunos escenarios geográficos de la película Gladiator.

 

Ya que nos acercamos a la bella Italia, la Toscana es preferencia absoluta para muchos viajeros que quieren conocer Lucca, la fortaleza medieval donde no ha pasado el tiempo. Y ya en pleno centro norte, no hay ciudad italiana que deje indiferente a nadie a ambos lados costeros.

 

Holanda y Los Países Bajos siguen siendo destinos con mucho sabor romántico para unos y para otros, más cosmopolita: como le ocurre a Hamburgo, que sin que lo romántico sea su fuerte, llama a curiosos de las artes más vanguardistas europeas en un entorno entre lo industrial y lo renacentista.

 

O la atlántica Lisboa para románticos empedernidos, que invita a quedarse en Portugal y recorrer de norte a sur ciudades a cual más arraigada en la cultura mediterránea que mira hacia el Atlántico. Hay viajes con encanto sólo por el fado y el vino de Oporto, una ciudad que asombra y vive a la ribera del enorme Rio Tajo.

 

Los cruceros tienen el sello de viajes con encanto, seguro. Actualmente se han ido ampliando las rutas y a los destinos de siempre por el Mediterráneo, los Fiordos Noruegos o el Adriático, se añaden los cruceros asiáticos por Tailandia, Indonesia, China y Japón, un Lejano Oriente idílico y exótico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *